Vermicelli con salsa de dos quesos y pimienta




Un plato de vermicelli es siempre bien recibido. Esta vez elegimos servirlo con una mezcla de quesos, uno picante y otro que admite solo elogios como el parmesano. Una salsa que se enriqueció con aceite de oliva y pimienta negra recién molida.

Porciones: 4

INGREDIENTES
400gramos de vermicelli
100gramos de queso rallado picante
100gramos de queso parmesano
100cc de aceite de oliva
Pimienta negra recién molida a gusto
Sal

PREPARACION
Salsa. Poner en una cacerola un cucharón de agua de la cocción de la pasta.
Agregarle los quesos.

Ir mezclando hasta que los quesos se derritan y formen una crema.

Aparte, agregarle al aceite de oliva la pimienta negra.

Cocinar los vermicelli en abundante agua salada hasta que estén a punto.
Retirarlos, escurrirlos y colocarlos en una sartén grande.

Agregarle el aceite con la pimienta y la crema de queso.
Ir moviendo la sartén sobre el fuego hasta que esté todo integrado.
Una vez la salsa integrada servirlos en los platos bien calientes.