Malfatti de espinaca y acelga




plato de malfatti espinaca

Malfatti son de forma irregular. Son ricos porque sobresale el sabor de las verduras empleadas, son livianos y fáciles de preparar.

INGREDIENTES
3 atados de espinaca bien frescas
1 atado de acelga
200gramos de ricota
100gramos de mantequilla
Sal, pimienta, nuez moscada
2 huevos
100gramos de queso rallado
Harina cantidad necesaria

PREPARACION
Lavar las espinacas, colocarlas en una cacerola solo con el agua que haya quedado en las hojas del lavado. De contar con los elementos cocinarlas al vapor.
Llevarlas al fuego con la cacerola destapada y apenes se marchiten retirarlas, escurrirlas y picarlas bien chico.

Lavar las hojas de acelga y utilizar solo la parte verde de la hoja. El resto se guarda para otra comida.
Poner las hojas en una cacerola con agua que solo cubra el fondo.
Agregar las hojas y llevar al fuego tapada.
Dejar que se cocine hasta que la hoja esté tierna. Retirar, escurrir y picar.

Mezclar las dos verduras, agregarle la ricota tamizada o procesada, los huevos y la mitad de queso rallado. Mezclar bien todo. Condimentarlas a gusto.

Retirar con una cuchara una cantidad de la preparación y trabajarlas con las manos aceitadas hasta formar una bola mediana (no debe ser muy chica más bien un tamaño mediano).

Se pasan por harina y se van sumergiendo en agua hirviendo con sal.
Apenas suben se retiran con cuidado y se van colocando en una fuente de horno ligeramente aceitada.

Se esparce sobre la superficie pedacitos de mantequilla y se espolvorea con bastante queso rallado. Se lleva a gratinar en un horno fuerte de 195º.

Queda muy bien también con una pomarola o una salsa de tomates bien liviana.