Agnolotti rellenos de carne con repollo




Se pueden preparar con anterioridad, cocinarlos, salsearlos y guardarlos en el freezer durante 3 meses.
Para que los agnolotti queden más sabrosos conviene, una vez preparado el relleno dejarlo en la heladera unas horas para que se sazone bien y tome más sabor. Su forma es variada los podemos encontrar con forma de ravioles, como empanadas etc.
Se sirven 6 a 7 agnolotti por cada plato.

Poorciones: 6

INGREDIENTES
Masa
400 gramos de harina
3 huevos
1 cucharada de aceite

Relleno
1/2kg de pulpa bien tierna
150 gramosde jamón cortado en una rodaja
1/2 vaso de vino blanco seco
150grs de queso bien gustoso
1 ramita de romero
1 hoja de laurel
1 repollo mediano
50grs de manteca
3cdas de aceite
1 cebolla mediana
2 huevos
sal, pimienta, nuez moscada

Salsa
hojitas de salvia
100grs de manteca

PREPARACION
Masa. Poner la harina sobre la mesada, hacer un hueco en el centro y volcar los huevos previamente mezclados y el aceite.

Se va tomando pequeñas cantidades de harina de los bordes dejándolas caer dentro del hueco donde están los huevos, trabajando con las puntas de los dedos hasta que la harina haya absorbido toda la preparación líquida.
Agregar un poco de agua templada para terminar de tomar la masa.

Comenzar a trabajarla con energía empleando las dos manos, extendiendo la masa hacia adelante con una de las manos y con la otra afirmando el resto de la masa y volviéndola a replegar, ayudándose siempre con un poco de harina. Continuar así durante 10 minutos o hasta que la masa quede lisa, elástica y no se pegue en la mesada.
Formar un bollo y guardarla en una bolsa de nailon o en papel film y dejarla descansar durante una hora.

Relleno. Cortar el repollo en juliana y la carne en cubos chicos.
Poner en una cacerola la manteca y el aceite, llevar al fuego hasta que esté caliente y agregar la cebolla picada.
Condimentarla con sal y dejarla rehogar hasta que esté blanda y transparente, incorporar la carne, el romero, el laurel y cocinar hasta que esté dorada, luego agregar el repollo revolviendo bien hasta que esté algo marchito. Condimentar a gusto y rociar con el vino blanco.

Dejar cocinar mezclando cada tanto, durante 15 a 20 minutos o hasta que el jugo se haya evaporado por completo.
Retirar la hoja de laurel y el romero y procesar todo junto con el jamón.

Volcar en un bol y agregar el queso rallado y los huevos.
Llevar a la heladera y utilizar cuando esté bien frío el relleno.

Estirado de la masa. Dividir la masa en varios bollos y comenzar a estirarla.
Apoyar el bollo sobre la mesa enharinada y aplanarla un poco con las manos. Luego estirarla con ayuda de un palote, siempre partiendo del centro de la masa hacia los bordes hasta que quede bien fina.
La forma que se le da a la masa al estirarla es a gusto, tanto puede ser redonda como rectangular.

Les recordamos que para aquellos que quieran saber en forma detallada como realizar el estirado de la masa, pueden dirigirse a nuestra página principal y hacer click en Masas Básicas y click en Masa Básica de Tallarines.

Para los agnolotti utilizar un cortante de 8 o 10 centímetros de diámetro.
Poner abundante relleno en el centro y luego mojar todo el contorno para que ayude a pegar la masa. Se arma como una empanada apretando bien todo el borde y luego se toman las puntas, uniéndolas.

Una vez todas prontas conviene cocinarlas y no dejarlas mucho rato armadas para que no se humedezca demasiado la masa.

Poner una cacerola con abundante agua al fuego. Dejarla tapada hasta que suelte el hervor, agregarle sal gruesa y volcar de a uno los agnolotti. Cocinarlos hasta que estén apenas a punto. Apagar el fuego y agregar a la olla bastante agua fría para evitar que sigan cocinándose y además para que la harina se desprenda bien de los agnolotti. Escurrirlos y bañarlos con la salsa.

Salsa. Se pone a dorar la manteca con dos o tres hojas de salvia, se vuelca sobre los agnolotti y se sirven en los platos decorándolos con hojitas de salvia fresca.